abril 20, 2009

131. Uribe, 'Cano', Chávez y Obama: Póker de Ases sobre la Mesa de la Paz

ASÍ LA VEO YO

131. Uribe , ‘Cano’, Chávez y Obama: Póker de Ases sobre la Mesa de la Paz

Urge reinsertar Cuba a Las Américas y todas las guerrillas y paras a la democracia de Colombia

Por Juan Rubbini

juanrubbini@hotmail.com
http://www.lapazencolombia.blogspot.com/



“Un hombre que deposita su honor únicamente en el éxito de la violencia es un animal muy problemático y pernicioso en época de paz; el carácter marcial no debe predominar en una persona de modo que minimice el resto de sus virtudes” (Samuel Johnson, 1709-1784, poeta, lexicógrafo y ensayista inglés).



La cumbre de Trinidad y Tobago marca un hito, una referencia insoslayable a la hora de vislumbrar los pasos críticos de la nueva alianza para el siglo XXI que Obama propone al resto de Las Américas.


La seguridad es un elemento central que los Estados Unidos no abandonarán y alrededor de cuyo eje seguirán vertebrando el afianzamiento de la libertad y la justicia.


El cambio que estimula Obama no es el de los principios democráticos y económicos sino que consiste en la aplicación de esos principios sin talanqueras ideológicas ni discursos mesiánicos y fundamentalistas que desvirtuaron en el último medio siglo la propuesta de los EEUU para el mundo.


Obama tendió la mano en Puerto España pero no ofreció su mejilla para que la golpearan o escupieran. Recibió interesado y amable la prédica de los Ortega y los Chávez pero no al punto de rendirse ante su memorial de agravios.


La cuestión cubana estuvo sobre la Mesa pero con respeto, de parte y parte, sin el más mínimo asomo –por parte de Obama y de la abrumadora mayoría de presidentes- de endiosar métodos guerrilleros de izquierda ni seguir defendiendo prácticas paramilitares de derecha.


Chávez encontró en la reciente Cumbre que los límites a sus políticas expansionistas en lo externo y opresoras a su oposición en lo interno, no solo seguirán estando en los EEUU sino que ni México, ni Brasil, ni Chile, ni Colombia, ni siquiera Argentina, están dispuestas a despreciar la propuesta de Obama para someterse a un ‘liderazgo chavista’ que sigue en contravía de las libertades democráticas, confunde seguridad con represión, y alienta una justicia de bolsillo.



Mejor dicho, si Obama y los Castro avanzan en el restablecimiento de más benignas y cordiales relaciones diplomáticas y comerciales, el socialismo autoritario del siglo XXI que impulsa Chávez recibirá jaque mate apenas la oposición al régimen recupere en las urnas lo que perdió en las urnas, que es donde se ganan y se pierden las ‘batallas’ políticas en el sistema democrático de libertades públicas y privadas que resultó el gran ganador de la primera Cumbre latinoamericana con Obama a bordo.


Llegados a este punto cabe interrogarse si tanto Uribe como ‘Cano’ acertarán en la lectura de lo sucedido en Puerto España y de lo que distingue y determina el tiempo que comienza a partir de ahora mismo. Los antiguos griegos utilizaban dos palabras para referenciar el tiempo: ‘chronos’ es el tiempo de los minutos y las horas, mientras que ‘kayros’ es el momento apropiado, oportuno, justo. ¿Qué hacer con la guerra, qué hacer con la paz? ¿Es hora de redoblar la apuesta por la victoria, o más bien llegó la hora de apostar por la solución política que ponga fin a seis décadas de violencia?


Obama fue contundente al afirmar que seguridad, libertad y justicia deben ir de la mano. Todos han sido llamados en esta parte del mundo a aliarse con los EEUU para construir juntos una sola América de Las Américas, donde seguridad, libertad y justicia no sean incompatibles. Chávez está invitado, Uribe también, los Castro también. Todos tendrán que sacrificar algo de sus visiones e intereses personales, incluso Obama. Se trata de ganar cada País en un juego donde todos ganemos y no donde unos ganen a expensas de otros que pierden. Si esto no es democrático, equitativo y justo, ¿qué es la democracia, qué es la equidad y en qué consiste la justicia?


En los próximos días Piedad Córdoba se reunirá en los EEUU con Salvatore Mancuso y ‘Jorge 40’, también ha dicho públicamente que lo hará con ‘HH’ y ha sido invitada por ‘don Berna’ a visitarlo en Nueva York. Los cuatro ex comandantes de las autodefensas –y una decena más- pagan sus culpas de guerra en el país que gobierna Obama, donde también pagan sus culpas de guerra ‘Simón Trinidad’ y ‘Sonia’ dirigentes de las FARC. No se ha conocido la agenda de esas reuniones pero nadie puede dudar que el tema central no sea la PAZ DE COLOMBIA. Es decir ¿cómo acabar lo más pronto y de la mejor manera seis décadas de violencia, conflicto armado, amenazas terroristas y cultivos ilícitos?



¿Cómo hacerlo en el siglo de Obama, de Chávez y de Uribe, en los tiempos de HRW, Amnesty International y Corte Penal Internacional? ¿En los tiempos que los poderosos del mundo demandan cocaína con su consumo desbordado, y los pobres del mundo producen aquello que les permite sobrevivir a la exclusión y la miseria?


Si en Trinidad y Tobago la cuestión central, exotérica diría yo, fue la HERMANDAD CON CUBA, por debajo, pero también por dentro de la misma AMÉRICA que quiere ser libre, justa y segura, lo esotérico, lo que todos sintieron, pero nadie vio, fue el reclamo de todo un Pueblo, el colombiano, que quiere VIVIR EN PAZ, sin más víctimas ni cultivos ilícitos.


Señores Uribe y ‘Cano’, señores Chávez y Mancuso, señora Piedad, señores y señoras de la guerra y de la paz, señor Obama: El tiempo del reloj marca que llegó la hora de reinsertar a Cuba plenamente y sin condiciones en la Comunidad de las Naciones de Las Américas, pero eso no alcanza a cerrar las venas abiertas de América Latina.


Urge también proclamar a los cuatro vientos que el ‘kayros’ de los antiguos griegos, el momento oportuno para hacer la PAZ DE COLOMBIA llegó, ya está aquí, ni Uribe ni ‘Cano’, ni Chávez ni Obama se pueden permitir el desatino militar, político y humanitario de dejarlo pasar.



Desaprovechar la oportunidad de la paz los hará cómplices, por acción u omisión, por culpa mediata o inmediata, de los criminales que alientan las guerras para lucrarse de la sangre ajena.


Lo dijo Mahatma Gandhi: “No hay camino para la paz, la paz es el camino”



Así la veo yo.



Los 131 artículos que componen la serie publicada –iniciada en marzo de 2005- de ASÍ LA VEO YO están a disposición del lector en http://www.lapazencolombia.blogspot.com/


También encontrarán en este sitio los artículos que integran la serie PARADERO 2010 iniciada en diciembre de 2008.

15 comentarios:

  1. Como siempre, encuentro aque tanta tela que cortar, que es difìcil resistir la tenctaciòn de determe en los aspectos nodales del texto y frente a cada uno expresar algo, pero ello darìa pie casi a otro artìculo que comenta e interroga èste. En algunas cosas mis ritmos son lentos. ¿Me creeerìa si le digo que estoy ordenando mis ideas y gestando una respuesta?

    Vale la pena hacer de este un espacio de conversaciòn, al que cada vez se vayan sumando màs personas, y logremos que el eco llegue poco a poco a aquellos cercanos a quienes en este momento històrico crucialpara nuestra Colombia y nuestra Amèrica, toman las decisiones; que este un modo de participar

    ResponderEliminar
  2. ¿Serà que Uribe es capaz de aceptar la invitaciòn de abandonar el caràcter marcial (o al menos de atenuarlo un poco)? porque si toma atenta nota de la situaciòn y estudia el panorama con mayor detendimiento el espiritu guerrerista que lo ha llevado donde esta, ya no le alcanza màs.

    ResponderEliminar
  3. Eso de seguridad = represiòn y lo de la justicia de bolsillo nos tiene fregados, y eso es en muchas partes.

    ResponderEliminar
  4. Eso de que las "batallas se ganan en las urnas" suena bonito y asì debería ser, pero en la polìtica el juego limpio està poco posicionado, la artillerìa pesada que se despliega es enorme y el interèws por el bien comùn acaba siendo puro cuento.

    Ojalá pudieramos hacer algo para que la cosa sea distinta

    ResponderEliminar
  5. Por ahì lei que una cosa es lo real y otra cosa la realidad, que ni siquiera puede hablarse de la realidad sino de las realidades, es decir de su realidad de mi realidad, de la realidad de los de enfrente...Claro que hablar de nuestra realidad es posible, pero para eso se necesita un consencso intersubjetivo, es decir escucharnmos y descifrar aquello en lo que coinciden nuestras distintas realidades o màs bien esas klecturas que cada uno de nosotros hace de lo real, entendido como lo que nos circunda.

    Entiendo que Cano y Uribe no pueden estar puestos en un mismo nivel en muchos sentidos, (uno de sus lectores lo increpò al respecto) pero resulta que para hacer la paz, si, porque como usted dice la paz se hace entre los enemigos no con los amigos. Me pregunto ¿como verà cada uno de ellos- Cano y Uribe la realidad colombiana, serà que coinciden en algo? Imposible que no!

    ResponderEliminar
  6. Eh hombre! Serà que los actores protagòncios de esta película dejan pasar el Kayros para construir la paz (al menos una temporadoa de paz que durara siquiera otros sesenta años)

    Pilas!!!! que las opotunidades las pintan calvas y que no hay que dejar pasar el cuarto de hora, como decìa mi mamà

    ResponderEliminar
  7. ¿La paz? La Paz Bolivia donde goliaron a Argentina...jejeje!

    ResponderEliminar
  8. •En paz y libertad los colombianos tienen que hacerle sentir al Presidente que lo apoyan en la buena y en la mala.

    •El pueblo tiene que salir a la calle y manifestarse por la defensa del mejor presidente de la historia de Colombia.

    ResponderEliminar
  9. Mis respetos!
    Usted dirà que pa que se repite, pero aqui se la fajò con esta pregunticas:

    ¿cómo acabar lo más pronto y de la mejor manera seis décadas de violencia, conflicto armado, amenazas terroristas y cultivos ilícitos?


    ¿Cómo hacerlo en el siglo de Obama, de Chávez y de Uribe, en los tiempos de HRW, Amnesty International y Corte Penal Internacional? ¿En los tiempos que los poderosos del mundo demandan cocaína con su consumo desbordado, y los pobres del mundo producen aquello que les permite sobrevivir a la exclusión y la miseria?


    Còmo pa cogerlos a todos (no en el sentido en que el verbo este se usa en algunos lugares) sino en el màs paisa de los sentidos y sentarlos a pensar en estas preguntas, pero no solo a pensar en el aire sino sino soluciones que transversen las polìticas de los distintos Estados.(Calor que la cosas es compleja, son tantos los interesees en juego y de tan diversa índole)

    Claro que desde ya la cosa se advierte compleja, y en el mejor de los casos , estando de acuerdo para trabajar en esta direcciòn, la cosa como que va pa largo!

    En fin hay que seguirle haciendo, hay que seguir trabajando por tender puentes, (que ya hay bastantes congéneres nuestros dedicados a dinamitarlos) para acercar las dos orillas, en cada uno de los lugares que habitemos, en nuestra casa entre los miembros de nuestra familia, con nuestros compañeros de trabajo, entre nuestros hermanos que estàn a la izquierda y a la derecha y en los extremos de ambas... seguir alimentansdo el conflicto, tiene unos costos enormes, fundamentalemenete en vidas...y eso no es cuantificable en dinero.

    ResponderEliminar
  10. FINALMENTE SON LAS MENTIRAS MEJOR CONTADAS Ó LAS MEJORES INTERPRETADAS LAS QUE NOS HACEN REIR,LLORAR,
    Ó AMAR. EN CUALQUIER FORMA DE EXPRESIÓN LITERIA ,VISUAL,SONORA,AUDIOVISUAL Y AÚN VIRTUAL.
    ÉSTAS RECREAN UNA SITUACIÓN PARTICULAR QUE PUEDE SER, O NO, HAYA SUCEDIDO EN UN TIEMPO Y EN UN ESPACIO DETERMINADO DE LA REALIDAD FISICA.

    MUCHAS GRACIAS LA VERDADERA MARÍA CON SU SELLO PERSONAL....

    ResponderEliminar
  11. FINALMENTE SON LAS MENTIRAS MEJOR CONTADAS Ó LAS MEJORES INTERPRETADAS LAS QUE NOS HACEN REIR,LLORAR,
    Ó AMAR. EN CUALQUIER FORMA DE EXPRESIÓN LITERARIA ,VISUAL,SONORA,AUDIOVISUAL Y AÚN VIRTUAL.
    ÉSTAS RECREAN UNA SITUACIÓN PARTICULAR QUE PUEDE SER, O NO, HAYA SUCEDIDO EN UN TIEMPO Y EN UN ESPACIO DETERMINADO DE LA REALIDAD FISICA.

    MUCHAS GRACIAS, LA VERDADERA MARÍA CON SU SELLO PERSONAL....

    ResponderEliminar
  12. En la campaña del 2010 al Congreso y la Presidencia los ciudadanos debemos exigir claridad a los candidatos en la cuestión de la PAZ. Mi criterio al respecto es no votar ningún candidato que privilegie la guerra por sobre la paz. Prefiero los riesgos de construir la paz que los peligros de seguir alentando guerras. Es mi opinión, el candidato que se le mida tiene mi voto y mi aplauso. Un voto es poco pero contagia más votos... en todo caso yo ya estoy vacunado en contra de la guerra, y no acepto más vacunas en contra de la paz. Muchas gracias por permitir mi desahogo, es que tanto militarismo de lado y lado del conflicto armado me estaba quitando el oxígeno.

    ResponderEliminar
  13. EL SILENCIO ES MÁS ELOCUENTE QUE LAS PALABRAS... ESPECIALMENTE EN CIERTOS ESCENARIOS....

    ResponderEliminar
  14. Debemos presionar al gobierno nacional, para que dé luz verde al camino hacia la paz, ya es hora de terminar con esta guerra absurda que consume a nuestro país.

    ResponderEliminar