junio 08, 2009

11. ¿Jaque mate a Uribe? El ‘centro renovador’ cunde por izquierda y derecha

PARADERO 2010

Si por efecto Obama la Guerra Fría quedó atrás , no solo cabe 'reinsertar' a Cuba, también a 'guerrillas' y 'paras'

Por Rubiño

juanrubbini@hotmail.com
http://www.lapazencolombia.blogspot.com/


“En un Estado donde reinan el desorden y las enfermedades no tardarán en hacerse necesarios los tribunales y los hospitales. Y la jurisprudencia y la medicina se verán bien pronto honradas, cuando un gran número de ciudadanos bien nacidos las cultiven con ardor” (Platón, La República)


Hay quienes piensan que Uribe puede endosar su favoritismo y con dedo señalar el sucesor presidencial. Esto no lo veo ni tan humanamente posible ni tan políticamente deseable como quisieran muchos uribistas. Pero tampoco considero –ni probable ni deseable- que Uribe se permita a sí mismo ser candidato por tercera vez consecutiva. No considero que las necesidades del País sean las mismas de 2002 y 2006 y mucho menos que el liderazgo de Uribe resulte indispensable para el País a partir de 2010. Respeto y entiendo que existan millones de ciudadanos dispuestos a insistir con Uribe Presidente, pero no menos comprendo y aprecio que otros tantos millones de ciudadanos estén dispuestos a encumbrar nuevos liderazgos e incluso nuevas propuestas democráticas distintas a las del actual Gobierno.

Dicho la anterior, advierto que los linderos del centro se van extendiendo bajo el influjo de la invisible mano del sentido común y los vericuetos de la lógica más elemental hacia derechas e izquierdas, de la mano principalmente de Gustavo Petro y de Sergio Fajardo. Ambos hicieron en los años recientes –durante la era Uribe- un recorrido desde sus posiciones iniciales de centro izquierda y centro derecha hacia el ‘centro renovador’ y ahora desde la ‘imaginaria línea divisoria de las aguas políticas’ comienzan su lento peregrinaje hacia las fronteras más distantes donde nacen los extremos de unos y de otros. Celebro que Petro haya regresado con la buena nueva del ‘centro renovador’ al Polo de las convicciones de izquierda, tanto como que Fajardo esté dispuesto a disputar palmo a palmo con el uribismo menguante sus fortines que limitan el centro derecha con la propia derecha. Este movimiento de mareas divergentes amenaza por un lado las posiciones donde lidera Carlos Gaviria, pero también aquellas donde hasta hoy lideraba en solitario Uribe y donde apetecían disputarse la herencia los Juan Manuel, Arias y Vargas.

Es en este flujo y reflujo de las mareas donde ni el Partido Liberal ni el Conservador aciertan el camino a seguir porque no solo sus fuerzas están divididas y desconcertadas –más lo segundo que lo primero- sino que tampoco el uribismo aparece tan sólido ni homogéneo como para saber manejarse ante los primeros signos de su hora menguante lo que dificulta en esta coyuntura tanto ser ‘oficialista de este oficialismo’ como ser su opositor.

Quienes observan este escenario y sus perspectivas de evolución desde la mirada del conflicto armado y los procesos de desmovilización en curso no pueden sino tomar nota que todo se está moviendo aceleradamente pero por debajo, en tren de recomposición de metas y alianzas, y que la gran incógnita por resolver es acertar el modo en el que se moverá el Gobierno –y principalmente Uribe- durante el año electoral que estamos comenzando.

Si Petro y Fajardo aciertan en sus estrategias y logran sintonizar con la Opinión Pública sus respectivas propuestas políticas expresarán ya a comienzos de 2010 un sentimiento colectivo de lo que aquí llamo el ‘centro renovador’ que no podrá ser soslayado en la última recta de la campaña a la Presidencia por los demás candidatos –esté o no Uribe entre ellos. Es en esta previsible confluencia -¿complementaria o contrapuesta?- sobre las anchas alamedas del centro que los discursos duros y extremos de izquierda y derecha, tenderán a aislarse de la voluntad de las mayorías que hoy son manifiestamente urbanas pero que mañana podrán ser también representativas de la Colombia profunda y regional, campesina y ancestral. Si Fajardo es hoy uno de los ‘quíntuples’ de la foto, bien podríamos asistir en 2010 a que en la foto quieran estar algunos más, entre ellos Petro, y esto puede suceder en la primera o en la segunda vuelta presidencial.

Petro ya mostró sus cartas y disputa a Carlos Gaviria su liderazgo en el Polo. ¿Qué momento escogerá Fajardo para mostrar las suyas y disputarle al uribismo –con Uribe o sin Uribe- su liderazgo sobre las grandes mayorías nacionales? En algún momento Fajardo tendrá que definirse, no le bastará diferenciarse de Uribe como hasta aquí: deberá superarlo en su propuesta, y esto deberá hacerlo con Uribe candidato o no.

En este contexto de ‘tsunami polìtico’ avecinándose -que vienen manifestando incipientemente los radares, aun antes que las encuestas- las propuestas políticas de autodefensas y guerrilleros en trance de reinserción –y también las de quienes permanecen en el monte y la selva- deberán tomar atenta nota que asistiremos en los próximos meses a convulsiones donde solo permanecerán en pie las propuestas que mejor interpreten el presente, el momento único e irrepetible donde 'la era está pariendo un corazón' distinto, esa Colombia dispuesta a emerger de sus propias cenizas sin los lastres de siglos pasados, donde el siglo XXI apenas ahora comienza a abandonarnos definitivamente.

Que a partir de 2010 se consoliden dos fuerzas de centro renovador, una orientada hacia la izquierda y otra hacia la derecha, debiera concitar el interés de las mayorías para que la era de las polarizaciones estériles quede en el pasado y asistamos a partir del próximo año a la instauración del escenario de paz y reconciliación donde todos los actores que alguna vez fueron armados e ilegales logren ser invitados a participar de nuevas reglas democráticas e inclusivas.

Si tras décadas de marginación y bloqueo la legendaria Cuba de los barbudos guerrilleros, la de Martí, Fidel y el Che, es invitada a sumarse a la comunidad de naciones de América ¿podría entenderse en el mundo que las guerrillas y las autodefensas –productos de la misma Guerra Fría que primero revolucionó Cuba y después la expulsó- no sean invitadas a sumarse en igualdad de derechos ciudadanos a la Colombia renovada y plenamente democrática, justa, digna y soberana del Siglo XXI?

Así la veo yo.


Los 11 artículos que componen la serie publicada –iniciada en diciembre de 2008- de PARADERO 2010 están a disposición del lector en http://www.lapazencolombia.blogspot.com/

También encontrarán en este blog los artículos que integran la serie ASÍ LA VEO YO iniciada en MARZO de 2005 y dedicada al proceso de paz con las autodefensas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario