septiembre 21, 2009

"Voto por la Paz" contrapropuesta a la Seguridad Democrática"





www.elheraldo.com.co


La senadora Piedad Córdoba está apuntando todas sus fuerzas a dos propósitos: sacar adelante su propuesta del Voto por la Paz, que de ser efectiva se consolidaría como el mayor golpe a la Seguridad Democrática dado desde la ciudadanía misma, y quedarse una vez más con la dirección nacional del Partido Liberal, lo que significaría otro duro golpe, pero esta vez, a la estructura actual del liberalismo, que según Córdoba, necesita un urgente redireccionamiento. EL HERALDO conversó con la controversial Congresista sobre estos dos temas.

p ¿En qué consiste la propuesta del Voto por la Paz?

r La idea surge por la indiferencia de gran parte de la sociedad al tema del intercambio humanitario, el conflicto interno y los obstáculos del Gobierno a la liberación de los secuestrados. Pero sobretodo, por la degradación de esta guerra, y la impotencia de mucha gente de construir propuestas contrarias a esta. La idea es sencilla: preguntarle a los ciudadanos en las elecciones de marzo de 2010 si prefieren una salida armada al conflicto interno, o si prefieren una salida política, un acuerdo humanitario.

p ¿Eso tendría alguna consecuencia vinculante, jurídicamente hablando?

r Jurídicamente no, pero política, ética y moralmente sí. Eso debería obligar al gobernante a que se tiene que convocar a un proceso de paz, a una asamblea constituyente, o al mecanismo que sea necesario, pero que incluya no sólo a la guerrilla, sino también al paramilitarismo. Estoy segura que es mucha más la gente que desea una salida humanitaria, que una guerrerista, y la única manera de ponerle límites es apelar al pueblo.

p ¿Cuántos votos esperan lograr con esto?

r Podríamos llegar a los 20 millones de votos.

p Eso tendría una repercusión política enorme. ¿Es la contrapropuesta a la Seguridad Democrática?

r Por supuesto que sí. De triunfar el Voto por la Paz, la lectura es clara: no es la guerra la que solucionará el conflicto. La Seguridad Democrática pudo haber efectuado golpes - que en la mayoría son de opinión, meramente mediáticos-, pero esos golpes no garantizan que se termine la guerra.

p Entonces, su balance de la Seguridad Democrática es negativo...

r En gran medida sí. La Seguridad Democrática es represiva, falló, no ataca las causas reales del conflicto. Esa política es como cuando uno pone en una casa trampas para cazar ratones, pero no acaba con la mortecina y la suciedad que produce los ratones. Además, ha funcionado únicamente para un 10% privilegiado de la sociedad. Lo que está ocurriendo en las ciudades es horrible. En Montería, en Barranquilla, la violencia urbana se ha incrementado; lo de Medellín es espantoso con 200 muertes a la semana. Lo cierto es que el conflicto se está radicalizando en los centros urbanos.

p ¿En este momento le ve futuro al Acuerdo Humanitario?

r Es necesario buscar la forma de destrabarlo. Yo no puedooponerme a las disposiciones del Gobierno de que sea la Iglesia la única mediadora, si eso significa lograr la liberación de los secuestrados, yo me hago a un lado sin ningún problema.

p ¿Por qué tendría el presidente Uribe que responder ante la Corte Penal Internacional (CPI)?

r Lo que yo he dicho es que si la guerra sigue, las Farc podrían ser juzgadas por la CPI lo que sería fatal para un proceso de paz. Pero, el Presidente también podría llegar allá porque está haciendo uso arbitrario de sus razones. Él ha sometido a humillaciones a los familiares de los secuestrados, porque él es quien tiene la llave para que los liberen, y al no girar la llave, está violando el Derecho Internacional Humanitario.

p Un nuevo mandato del Presidente sería nefasto para cualquier salida humanitaria?

r Desde la perspectiva del Presidente sí.

p Pasando a otro tema. ¿Por qué quiere llegar nuevamente a la dirección del Partido Liberal?

r El Partido Liberal necesita una nueva estructura. Si el Partido quiere recuperar espacio debe volver a las comunidades, a atender sus necesidades más básicas. Debe tener una postura clara en contra de las bases militares estadounidenses, por ejemplo, no está bien que hoy diga una cosa y mañana apoye los desatinos del Gobierno.

p ¿La dirección del Partido Liberal ha sido incoherente?

r Creo que sí. La decisión de apoyar las bases tenía que haber sido discutida en el Partido. Por ejemplo, si los corteros de caña están en paro, el partido ha debido apoyarlos. El Partido necesita una postura clara y coherente con la paz, algo que no tiene actualmente.

LA PROPUESTA ES VIABLE

El Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez consideró viable la propuesta del voto por la paz, sobretodo dado el antecedente de 1997 cuando Francisco Santos impulsó la realización del mandato por la paz, que en su momento obtuvo 10 millones de votos ciudadanos. Para el Registrador, si bien no hay una acción vinculante, el significado de esta propuesta está en lo político, donde efectivamente el voto por la paz podría convertirse en la contrapropuesta a la Seguridad Democrática, que se ha convertido en un política de Estado.

1 comentario:

  1. Cuanto tiempo con la consigna ni un voto más para la guerra...Ojalá esta iniciativa salga adelante

    ResponderEliminar