agosto 31, 2011

181. Si quieres conducir hacia la paz, entrega ‘las llaves de la guerra’

ASÍ LA VEO YO - Año 7

Cuando uno escribe sin pelos en la lengua sobre estos temas no sabe si lo van a tomar por loco, por estúpido o por suicida

Por Juan Rubbini
juanrubbini@hotmail.com
.......................







“Tengo una esperanza demencial, ligada, paradójicamente, a nuestra actual pobreza existencial, y al deseo, que descubro en muchas miradas, de que algo grande pueda consagrarnos a cuidar afanosamente la tierra en la que vivimos” (Ernesto Sábato, La resistencia)


Si Santos quiere de veras hacer la paz de Colombia ¿por qué no arroja las malditas llaves de la retórica al mar y en vez de lanzar condicionamientos y pen-ultimátums se dedica seriamente a dialogar con quienes están alzados en armas? O mejor todavía, ¿por qué ‘ahora mismo’ –mientras Farc y Eln deliberan y deciden- no se dedica Santos a cerrar el capítulo de las autodefensas, que tienen todo el tiempo del mundo para contarle al oído cómo fue lo de Ralito, y no solo eso, sino qué es lo que aprendieron sobre los caminos de guerra para desandar lo andado en armas y volver a caminar –de la mano con el Estado, sus antiguos enemigos y la sociedad entera- por los caminos de la paz.

Lo de las ‘llaves de la paz’ que hace un año despertaba esperanzas, tras un año de ni fu ni fa, hoy suena a puro verso de ‘vendedor de humo’ que ni lerdo ni perezoso pretende ganarse el Paraíso con indulgencias ajenas. Porque la paz se hace haciendo, y lo que el Gobierno sigue haciendo de guerra tiene menos que en tiempos de Uribe, pero en cuestiones de paz tiene aún mucho menos que en aquellos tiempos. Porque si a Pastrana hay que reconocerle lo del Caguán, a Uribe hay que aplaudirle lo de Ralito.

Porque aquello merece críticas, feroces críticas, si se quiere, pero también merece aplauso el intento, que construir la paz no es ‘soplar y hacer botellas’ sino intentarlo y volver a intentarlo, hasta lograrlo. Que la grandeza no está en no haber caído nunca sino en saberse levantar tras la caída. Pastrana se equivocó pero se le abona el esfuerzo y la buena fe, Uribe también se equivocó, pero ambos apostaron por los hechos, no por anuncios, ambos se pusieron las ‘botas pantaneras’ y le dieron una oportunidad a la paz. Por ahora, Santos ni eso, solo llaves por aquí, llaves por allá, pero cero pollito a la hora de jugarse en serio y asumir el desafío.

Hay quienes creen que 2012 será el año de la locomotora de la paz. Unos justifican la demora de Santos apelando a que el presente es un año electoral, a que Santos cuenta con Chávez y éste prefiere ser protagonista de la paz en 2012 (año electoral en Venezuela). Otros añaden que 2012 será un año electoral en EEUU y Obama quiere dar muestras que lo del Premio Nobel de Paz no le fue otorgado en vano. En fin, no faltan los ‘apocalípticos’ que recuerdan que según el calendario maya 2012 será el año del fin del mundo y por tanto mejor irse al otro mundo en paz y no en guerra.

Lo anterior suena bien, al menos el tema de la paz está en la boca de todos los columnistas –hasta de los uribistas, aunque con los pelos de punta- y si toca esperar hasta 2012 para que los astros que rigen a Santos, Chávez y Obama se alineen pues esperemos pero con una condición, al menos de parte mía: Por favor, Santos no más ‘mamadera de gallo’ con lo de las ‘llaves de la paz’. O al menos, innove Sr. Presidente, por ejemplo con algo así como ‘Si quieres conducir hacia la paz, entrega las llaves de la guerra’. Porque tal vez de esto se trate, que Santos esté confundido y las llaves que esté utilizando no sean las de la paz sino las de la guerra, y así confunde a todo el mundo, no solo a las guerrillas, también a las bacrim.

Pero, insisto, si la cosa va en serio, tendrá que comenzar por lo que está más a mano, aunque tenga que hacerse Santos su viajecito a los EEUU, y hablar esta vez no solo con Obama, sino también con Mancuso, con los ex jefes paras extraditados. A Uribe no le va a gustar nada pero qué le hace una mancha más al tigre… ¿no dicen por allí que no hay día que pase sin que Santos le saque la piedra a Uribe? Claro, que Santos podría evitarse el viaje a las cárceles gringas y pedirle al Departamento de Estado que utilice sus buenos oficios y repatrie a Colombia ‘la verdad extraditada’ como un homenaje a Justicia y Paz, y a ‘Trinidad’, ‘Sonia’ y ‘Vargas’ como ‘guiño’ a las Farc y señal que las cosas se hacen haciendo y ‘los Santos vienen marchando’, esta vez en son de paz.

Cuando uno escribe sin pelos en la lengua sobre estos temas no sabe si lo van a tomar por loco, por estúpido o por suicida.

Por si las moscas, vaya esta aclaración, suicida no soy ni quiero serlo. En cuanto a lo de loco o estúpido, admitamos el beneficio de la duda, que si pedimos autocrítica bueno es empezar por casa.

Que me llamen loco o estúpido no me ofende, ni me incomoda, lo que sí me resulta estúpida y loca es esta guerra insoportable y anacrónica que más se prolonga y más víctimas y daños produce, más la llevamos a la larga y peor habla de Colombia, sus Presidentes y sus alzados en armas.


Así la veo yo.

Los 181 artículos que componen la serie publicada –iniciada en marzo de 2005- de ASÍ LA VEO YO están a disposición del lector en www.lapazencolombia.blogspot.com

1 comentario:

  1. esta muy bueno este aticulo de opinion.......... ogalla lo pusieramos en pratica

    ResponderEliminar