octubre 15, 2013

208. Las vueltas que tiene la vida, ¡mi Dios!


ASÍ LA VEO YO - Año 9

Con el diario del lunes es más sencillo acertar

Por Juan Rubbini
............................

“A los que andan por la vida arruinando la de otros, y luego siguen como si nada RECUERDEN: la vida es un círculo, todo vuelve y te pega donde más te duele” (Mafalda)


Con el diario del lunes es más sencillo acertar… No desdeñemos, por esto mismo, por la necesidad imperiosa de acertar, la importancia de los diarios del lunes. Al menos estaremos a tiempo de arribar en mejores condiciones al domingo siguiente. Y al inevitable lunes que aún es futuro. Nuestro futuro.

Las Farc se equivocaron feo de estrategia en La Habana.



Decidieron escoger el camino más largo y culebrero, al emprender ‘una intrincada maniobra de movimientos dialécticos y posiciones ladrilludas’ frente a la guerra y la política, cuando debieron haber abreviado y simplificado su lenguaje colocando sobre la mesa una sola cuartilla sobre su eventual no reclusión y no extradición, sobre su participación en política y sobre su entrega de armas y desmovilización. Una propuesta sencillísima de entender, un plazo rapidísimo de aplicación y un ‘mea culpa’ sobre errores y horrores que jamás debieron haberse cometido. Por primera vez en mi vida creo que coincido con Ernesto Samper Pizano, ‘una paz espress’, no cabía otra. No cabe otra.

El diario del lunes no hace más que confirmar lo que no pocos ‘influyentes’ –a derecha e izquierda- presagiaban malévolamente para los ‘paras’… que Uribe y Auc podían acordar sobre ‘el reconocimiento político’, las ‘cárceles rurales’ y ‘las penas alternativas’ lo que quisieran… que el Congreso ‘parapolítico’ podía avalarlo… pero que el mundo no lo dejaría pasar. Entonces, se felicitaban por ello, brindaban por ello, escupían hacia arriba… hoy se lamentan, pero no pueden evitar la saliva que  desciende sobre sus hombros por pura ley de gravedad.

Es que con el antecedente tan cercano de los ‘paras’ en Ralito… Que hasta la Corte Penal Internacional aceptó. Verdad, Justicia y Reparación. Que validó la OEA, ambientó la Iglesia y hasta Vivanco y la ONU terminaron por validar. ¿Cómo hacer ahora borrón y cuenta nueva con lo que Santos dizque ofreció y las Farc ni siquiera… ni siquiera salieron a apoyar, como si sintieran ‘vergüenza ajena’…?

¿Imaginaron las Farc que con ellos la cosa sería diferente? ¿Quién se los hizo creer? Lo increíble e imperdonable es que Santos también creyera que con las Farc podía ser diferente.

La palabra clave aquí es ‘desmesura’… ‘desmesura’ de Santos al ofrecer lo que no está en sus manos ofrecer… ‘desmesura’ de Farc al exigir aquello que no hay en el mundo quien le pueda conceder.

Soy de los que cree que esta vez las Farc sí quieren la paz, sí quieren dedicarse a otra cosa distinta que ‘hacer la guerra’… pero alguien tiene que hacerles entender que ¡unilateralmente y ya! basta de ilegalidad, de violencia, basta de ‘armas tomar’, basta de chantajear y extorsionar… quédense a vivir en Cuba o dónde les plazca pero si vuelven a Colombia que no sea para ‘enfusilarse’. Firmen el empate, que hasta perder en La Habana les dará más derechos que vencer.

Y Santos… no veo por dónde tendrá la oportunidad de un segundo mandato presidencial. Porque si se sentó a conversar con las Farc para ofrecerles algo más que lo que Uribe prometió a las Auc (y esto, lo de Ralito, ya es hora que el País lo sepa, tal como fue, sin tapujos, ni agregados ni quitas)… sus razones habrá tenido, pero que la embarró, la embarró… y como si los tuits de Uribe no fueran suficiente dolor de cabeza ahora penden sobre su cabeza las ‘amenazas’ de Timochenko de contar ‘las verdades’ del proceso.

Si Santos no se fue de boca, si no prometió a las Farc otra cosa que lo que la Corte Penal Internacional –y la OEA, y la ONU, y HRW- ya aceptaron como mal menor… en un caso para quitar de la escena del conflicto armado el ‘paramilitarismo’ de las Autodefensas, y en otro para borrar las Farc del mapa de la guerra, se le está acabando al Presidente el tiempo de manifestarse y poner claridad sobre tan delicada materia. Así mataría tres pájaros de un tiro… sacaría del ‘limbo’ el proceso con las Autodefensas, sinceraría el proceso con las Farc y sentaría las bases del proceso con el Eln.

Asunto de vida y muerte, claro. Porque de eso se trata la guerra, el conflicto armado. De matar o morir se trata. Y si sobre algo hay unanimidad en Colombia es que esta ‘carnicería fratricida’ debe terminar cuanto antes. Las autodefensas lo comprendieron entre 2002 y 2004… y los sobrevivientes encarcelados están que salen en libertad, están que aguardan ser repatriados… han declarado que se la juegan toda por vivir en un País en paz. Ellos hicieron su parte en cuestión de someterse a Justicia y Paz –lo siguen haciendo- ¿tanto les cuesta a las Farc y al Eln hacer lo mismo? Y no digo siquiera de entregarse para que los metan presos ni de someterse a la extradición sino de dar por terminada su ‘guerra de posiciones y movimientos políticos en La Habana’ y sus hostilidades en Colombia para reconocer de una vez y para siempre que ya no tiene ningún sentido, ninguna lógica, ningún futuro, seguir apostando por la guerra. Y que ni locos se meten en otra guerra, ni continúan en esta.

Perder en este caso, sería para las Farc no ya ganar un poco (a lo Maturana) sino ganar muchísimo. Nada menos que ganar la batalla por la Vida, con mayúscula. Y eso sí que Colombia y el mundo se lo reconocería, sus víctimas también. Como empieza a suceder, paso a paso, y muy lentamente, con los desmovilizados de todos los grupos que ya emprendieron el camino felizmente sin retorno hacia la vida, la libertad, la familia.

Mientras tanto, cada día avanzan políticamente los uribistas… y no porque hayan sido maravillosos, sino porque quienes gobernaron antes y después que ellos, no fueron mejores. Y eso les da suficiente margen y votos para seguir compitiendo con posibilidades enormes de ganar. Y esto ya es sabido en La Habana, en Colombia y démoslo por seguro, en Washington también.

Si Uribe acierta en el modelo de negociación a ofrecerle a Farc y al País pone Presidente en 2014… por el lado más impensado puede estallar la paz.

Las vueltas que tiene la vida, ¡mi Dios!


Así la veo yo.


Los 208 artículos que componen la serie publicada –iniciada en marzo de 2005- de ASÍ LA VEO YO están
a disposición del lector en www.lapazencolombia.blogspot.com



No hay comentarios.:

Publicar un comentario