enero 15, 2015

237. La Paz 'no daría un brinco' sin cese multilateral de fuego

ASÍ LA VEO YO - Año 10

Bienvenido el unilateral de las Farc pero, sin cese multilateral, la Paz nada que llega

Por Juan Rubbini
@JuanRubbini
........................

“Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia... Él nos permite levantar la cabeza y volver a empezar”
S.S. Francisco, Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium



La muerte de Chávez, el desplome inexorable de Maduro, la agonía in extremis de la economía venezolana, las deserciones incesantes de los combatientes farianos, la primavera habanera que anticipa los acuerdos sucesivos y progresivos que llegarán a no dudarlo entre EEUU y Cuba, la condena mundial del terrorismo tras la masacre de París, son todos puñales –no los únicos-  que están haciendo mella en el espíritu combativo de las Farc. La suerte está echada, ni sus negociadores de posiciones más irreductibles podrán ocultarlo por demasiado tiempo más.

Sin embargo, no es momento de endurecerse ante las Farc, ni en el terreno militar ni en los acuerdos que faltan de la negociación. Condenas sí, serán inevitables, pero las penas deberán ser suaves, muy suaves, todo lo suaves que Colombia permita y el mundo tolere. El campo abierto a sus aspiraciones de participar en política ha de ser total, amplio y sujeto a iguales normas que todo el arco político ya en ejercicio. Incluso, la circunscripción electoral para ex combatientes desmovilizados ha de cobijar con favorabilidad no solo a quienes pelearon por derecha, sino a todos quienes lo hicieron por izquierda, con la única condición que no reincidan en la violencia.

Llegó el momento del cese multilateral de fuego, no solo entre las Farc y el Estado, sino del Eln y los residuos de las autodefensas y otras guerrillas, incluso de las bacrim organizadas exclusivamente en los linderos del crimen organizado. Aunque podamos suponer que no todos responderán afirmativamente al llamado al cese de fuego y hostilidades, todos sin excepción deben ser invitados e involucrados. Para todos ellos una solución aunque no fuese para todos la misma solución.

En tres asuntos sí no puede ni debe existir ‘tu tía’ ni discriminación: en la obligación de reparar a las víctimas, en el compromiso con la verdad histórica y en la recuperación plena y sin cortapisas de los derechos políticos. Hay también unos pocos pies de página: mientras la reparación ha de ser colectiva, del grupo victimario a sus víctimas, mientras el compromiso con la verdad histórica es de cada grupo e individual a la vez, la recuperación de los derechos políticos ha de ser individual, como la cédula de identidad. Esto porque en la guerra la responsabilidad hacia las víctimas y el compromiso con la verdad ha de ser fundamentalmente colectiva, incluso del Estado, pero los derechos civiles y políticos dentro del universo de los derechos humanos se corporiza de modo intransferible en la persona humana, en su libre conciencia y determinación.

El cese unilateral de las Farc es bienvenido y se agradece pero no tiene viabilidad en el tiempo y hasta podría resultar contraproducente si no va acompañado de un cese multilateral de fuego y hostilidades. El cese bilateral de las Farc con el Estado no solo sería insuficiente sino que además de someter al Estado constitucional a la renuncia de sus obligaciones en derecho, sumiría a Colombia en el fuego cruzado de todas las violencias supérstites procurando adueñarse de los espacios vacíos y el reclutamiento de los ya desmovilizados.

Acabaríamos un conflicto para iniciar otro, la paz 'no daría un brinco'.


Así la veo yo.


Los 237 artículos que componen la serie iniciada en marzo de 2005- de ASÍ LA VEO YO están
a disposición del lector en www.lapazencolombia.blogspot.com


…………………….

No hay comentarios.:

Publicar un comentario