septiembre 03, 2015

248. El agua horada la piedra, no al revés

ASÍ LA VEO YO - Año 11
La historia no tiene por qué repetirse

Por Juan Rubbini
@lapazencolombia
................................


«Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se debe a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas » (Bertrand Russell)


Vuelve y juega el ‘cuentico’ del paramilitarismo.

Ahora, a propósito de la crisis en la frontera colombo-venezolana.

Dicho esto a sabiendas que una cosa es la tragedia, y otra bien distinta, el ‘cuentico’.


 Usan y abusan del concepto los Maduro y las Farc. Lo hacen para sus fines políticos y están en su derecho de equivocarse. Sin embargo, oh paradoja, ni Maduro ni las Farc se han ocupado de tomar al toro por las astas y llamar al teléfono y concertar una cita con los Mancuso, los Báez, que bien podrían explicarles de primera mano, de qué se trata el fenómeno y cómo lidiar con él. Nunca es tarde para comenzar ese diálogo pero mientras tanto no insultemos la inteligencia de colombianos y venezolanos pretendiendo chivos expiatorios allí donde no hay diplomacia ni voluntad para identificar soluciones y racionalizar y administrar de modo inteligente y respetuoso de los derechos humanos la vida y los flujos migratorios y comerciales en las fronteras.

El gobierno de Venezuela acompaña el proceso de La Habana pero no ha movido un dedo por conocer con los directamente implicados –hoy ex autodefensas, desmovilizados y declarados partidarios de la paz y del proceso de La Habana- en qué consistió y qué se perseguía con la Mesa de Paz de Ralito, allá por comienzos de este siglo. Igualmente, puede decirse de las Farc, las cuales utilizaron el tema paramilitar para bloquear y patear el tablero cada vez que se les ocurrió durante las negociaciones del Caguán. Y que aun hoy insisten e insisten –y hacen bien- en llamar la atención sobre ese punto, pero omiten y omiten –y en esto hacen mal- en sentarse a tratar el tema con quienes lideraron las negociaciones de Ralito y cumplieron –y siguen cumpliendo- su parte con la Justicia Transicional.

La historia no tiene por qué repetirse. Donde hubo errores pueden caber las rectificaciones. Pero reincidir y reincidir en la equivocación revela obcecación y cerrazón de mente.

Mientras tanto la historia sigue adelante y quienes hoy ocupan las primeras planas transitarán inevitablemente su ciclo del cenit al ocaso. Permanecerán los problemas y sus consecuencias sobre las espaldas de quienes hoy y siempre han padecido la ceguera de los oficialistas y opositores de turno. Es a partir de esos problemas y de esa humanidad doliente que cabe no agachar la cabeza ni cerrarse al llamado de la imaginación redentora.

Cuando los falsos mesías hayan dejado sus huellas maliciosas sobre la tierra, asomarán lozanos nuevos bríos y aires refrescantes que intentarán conseguir aquello que antes no se pudo.

A no bajar los brazos, ni de este ni del otro lado de la frontera, física o ideológica, que ni la paciencia es una enfermedad ni la persistencia en el acierto un afán inútil.

A quienes les encanta el papel de provocadores nada los atortola más que el desdén y la indiferencia.

La firmeza en favor de las buenas causas puede más que responder el insulto con el insulto.

El agua es la que horada la piedra, y no al revés.


Así la veo yo.


Los 248 artículos que componen la serie iniciada en marzo de 2005- de ASÍ LA VEO YO están
a disposición del lector en www.lapazencolombia.blogspot.com

……………


3 comentarios:

  1. EIA-Daniel y Maria Isabelnoviembre 16, 2015 4:54 p.m.

    ¡Para lograr la paz, se requieres profesionales con titulo de forjadores de paz y solidaridad!

    ResponderEliminar
  2. EIA-Daniel y Maria Isabelnoviembre 16, 2015 4:57 p.m.

    ¡Para lograr la paz, se requieren profesionales con título de forjadores de paz y solidaridad!

    ResponderEliminar
  3. LA PAZ ES DESDE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD RELATIVA, PORQUE LAS MOTIVACIONES DE LOS HOMBRES EN CADA ÉPOCA NO ES LA DE CUIDAR LA NATURALEZA, LA RAZA HUMANA; SIN MAS BIEN EL ORGULLO , LA AMBICION CON EL FIN DE DOMINAR AL OTRO: MIENTRAS HAYA FABRICA DE ARMAS , HAY GANANCIAS. LO LAS PUEDEN DEJAR TIRADAS EN UN RINCON PARAQUE SE PUDRAN PIUDRAN

    ResponderEliminar